Tarta de manzana sexy

AMERICAN PIE

Hoy, amigos, no voy a entrar en mucho detalle con esta película, porque veo que me censuran el blog.

Aviso que es un poco asquerosito.

(Así es cómo queda la tarta después… me voy a arrepentir de esta receta, lo veo)

American Pie está plagada de personajes prototípicos: el típico pringao, el típico salido (que en realidad son todos, pero hay uno que lo lleva a gala), la típica animadora… Son un grupo de adolescentes más salidos que el pico de una plancha, que deciden en su último año de instituto, que no pueden llegar vírgenes a la universidad. Durante la película, plantean todo lo que puede salir mal y sale peor, de la peor manera posible, ridiculizando al máximo cada instante.

Hacen de todo para poder desprenderse del cartel de “Virgen”, aunque no les sale muy allá, y es por eso que están con las hormonas como locos… y así es como a nuestro protagonista, Jim, se le ocurre la brillante idea:

Más caliente que Murcia en agosto, Jim se dirige a la cocina, donde encuentra la tarta de manzana de su madre. En uno de los muchos golpes de estupidez de la película, mete los dedos dentro de la tarta, y descubre que tiene una textura… “agradable”… y es así, amigos, cómo presenciamos la primera violación de una tarta de manzana de la historia del séptimo arte. Bravo. Directo a los anales de la historia del cine, nunca mejor dicho.

Sé que ahora ya no os apetece tanto la tarta de manzana (o igual os apetece más, no seré yo quien os diga lo que hacer con la tarta…) pero aquí os traigo la receta.

No es la típica tarta americana como la de la película (así nos quitamos la imagen de la cabeza) sino una más sencilla.

Ingredientes:

  • Masa preparada de hojaldre
  • 5 manzanas grandes, a poder ser “reinetas”
  • 240 ml. de leche
  • 220 g. de azúcar
  • 110 g. de harina
  • 4 huevos
  • Canela en polvo

Elaboración:

1. Pelamos 2 de las manzanas, les quitamos el troncho y las cortamos en trozos grandes.

2. Precalentamos el horno a 180º, con calor por arriba y por abajo. Mientras, vamos a estirar la masa de hojaldre, teniendo en cuenta el tamaño de nuestro molde. Con la ayuda del rodillo (enrollando la masa sobre él) colocamos la masa en nuestro molde adaptándola al fondo y las paredes.

3. Cascamos en un bol 3 huevos, añadimos las manzanas cortadas, la leche, el azúcar y una cucharadita de canela. Lo batimos todo con una batidora de mano (o Thermomix) y tamizamos la harina sobre la mezcla para volver a batirla unos segundos.

4. Colocamos la mezcla en el molde y pasamos a la decoración: pelamos y quitamos el troncho de las demás manzanas y las cortamos en gajos de medio cm. de grosor. Colocamos los gajos de manera concéntrica (como se ve en la foto). Batimos el huevo que nos queda y con una brocha pintamos las manzanas. Espolvoreamos un poco de canela y azúcar moreno sobre ella y metemos la tarta al horno aproximadamente 1 hora. Después de este tiempo se puede poner el ventilador del horno 5 minutos para dorarla más, y listo.

Siento de verdad si el post ha sido un poquito desagradable, he intentado hacerlo en clave de humor. Ponédme en los comentarios si vais a hacer la receta y si tenéis alguna petición, soy toda ojos.

Besos gastrocinéfilos y…

¡QUE APROVECHE!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s