Sopa de “ojos” de chipirón

INDIANA JONES Y EL TEMPLO MALDITO

Nuestro amigo Jones es famoso por ir a los lugares más recónditos de la tierra en busca de elementos aún más recónditos.

Pongámonos en situación, recordemos la película… La bailarina y el joven colaborador de Indiana Jones y éste mismo, están sentados en la mesa del Maharahah Salim del fantástico reino de Pankot, en la India. Ante ellos, las viandas más exquisitas de la región: serpiente rellena de anguilas, sopa de ojos y sorbete de sesos de mono. Ñam.sopa

Los demás comensales del banquete, súbditos de Pankot, rechupetean estos manjares expresando su satisfacción con sonoros eructos. La amiga del arqueólogo, Willie, como buena damisela rubia y americana, es incapaz de soportarlo y se desmaya ante el cráneo de primate, insólito aunque obvio recipiente para los sesos de mono.

¿Cuál es la importancia del componente cultural en los platos? Quiero decir, los platos ajenos nos generan una repugnancia insólita, simplemente porque no estamos acostumbrados a verlos, oírlos o comérlos desde pequeños: nos comemos los centollos y cigalas como manjares pero despreciamos las tarántulas, nos comemos la anguila pero  no las serpientes, nos comemos los callos pero rechazamos los ojos de cordero… A la señorita Willie tendríamos que invitarla a degustar una serie de platos, a ver si espabila.

Ingredientes para 4 personas:
  • Para la sopa
    • 3 Cebollas
    • 1 L de caldo de calamar
    • 1/2 pimiento verde
  • Para las cabezas de chipirón
    • 24 Cabezas de chipirón pequeño
  • Para el caldo de calamar
    • 12 Chipirones pequeños
    • 1 Ajo
    • Perejil picado
    • 1 L de agua
  • Para la salsa de tinta
    • 1 Cebolla
    • 1/2 Pimiento verde
    • 12 tintas de chipirón
    • 100g de vino tinto
    • 12 Chipirones pequeños
    • 1 L de agua
Elaboración

Para la sopa:

Dorar levemente la cebolla y el pimiento. Añadir el caldo de calamar y dejar reducir 30 minutos. Colar el conjunto y darle el punto de sal.

Para las cabezas de chipirón:

Limpiar cuidadosamente las cabezas (que habitualmente desechamos), retirando la boca y el interior duro del ojo (sólo en caso de los chipirones grandes, en los pequeños no es necesario). Saltear con aceite y un poquito de ajo y reservar.

Para el caldo de calamar:

Saltear los chipirones con algo de ajo y perejil. Mojar con el agua y dejar a 80 ºC durante, por lo menos, 2 horas.

Para la salsa de tinta:

Pochar bien la verdura. Añadir el vino tinto y dejar reducir. pochar los chipirones y mojar con el agua. Triturar el conjunto y tintarlo (quedará una salsa negra espesa).

Final y presentación:

Manchar el fondo del plato con la salsa de tinta. Dejar secar un poco para que no desaparezca al verter la sopa. Encima, echar la sopa ligeramente translúcida y por último, las cabezas de chipirones. Servir todo muy caliente.

 

One response to “Sopa de “ojos” de chipirón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s